Volkswagen se electrifica, público podrá reconvertir su vocho

Volkswagen lanza concepto e-Beetle: reconvertir vochos a electricidad.  La empresa señaló que es apenas la antesala para la electrificación del modelo, y podría aplicarse para otros autos distintivos del grupo Volkswagen AG.

Al presentar el prototipo la empresa dijo que son una posibilidad para que los dueños de vehículos de este naturaleza, hagan una conversión profesional.

Consiste en sustituir el motor de cuatro cilindros por uno refrigerado por aire, además de un novedoso sistema de propulsión eléctrica.

Con 81 caballos de fuerza y 155 lb de torque, el nuevo vocho llega a los 80 kilómetros por hora en ocho segundos.

Así mismo alcanza una velocidad máxima de 150 kilómetros por hora

Y, dentro de la especificaciones, Volkswagen señala que cuenta con una batería de 36.8 kWh, lo que lo hace más pesado que los clásicos.

Se describe un nuevo chasis cuenta con un espacio más amplio en la parte trasera.

Precisamente donde anteriormente se encontraba el motor.

Recarga rápida de batería

Para una máxima funcionalidad, el eBeetle tiene un sistema de carga rápida CC, lo que permite recargar la batería al 75% en tan solo una hora con un cargador rápido.

Por el momento, esta transformación solo la puede hacer la empresa alemana eClassics.

Aunque no se dijeron fechas, se espera que en poco tiempo esté disponible en el mercado de de accesorios de Volkswagen.

Y es que como señalamos más arriba, la icónica empresa automotriz se comprometió con esta modernización, así como la de más modelos.

Ya están trabajando en el desarrollo de un paquete de conversión para el Volkswagen Bus clásico, es decir, a lo que conocemos como Combi.

Volkswagen buscan preparar el mismo paquete para el Porsche 356, aunque eso llegará más tarde.

Aunque se trata de el anuncio del prototipo la presentación del producto y la posibilidad de reconvertir los clásicos vochos desde luego que provocaron el entusiasmo del público.

Lo cual se vio reflejado en las notas periodísticas mismas que una y otra vez repiten la expectativa de la producción masiva de dichas refacciones y sitios de reconversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *